Una lesión común entre golfistas, fontaneros y electricistas

La mayoría de los deportes conllevan algún riesgo de lesión para los que lo practican, especialmente cuando se está en la fase de aprendizaje, o cuando se realiza con en condiciones inadecuadas tanto en terreno como en equipamiento.

El golf no escapa de esta posibilidad y puede provocar lo que se conoce como codo de golfista.

Pero que es el codo de golfista? Es una lesión en la cara interna del codo, es una epicondilosis medial, es decir una lesión del tendón llamado epicondilio.

Una visita al médico será suficiente para diagnosticarlo, sin embargo su  principal síntoma es el dolor en la parte interior del antebrazo y que también puede focalizarse en la muñeca, al flexionarla hacia abajo. El dolor puede incrementarse simplemente al dar la mano como saludo a otra persona y también al presionar con el dedo el punto adolorido. La razón de la extensión del dolor  hacia la muñeca ocurre debido a  que en el hueso epicóndilo se insertan los músculos extensores de esta.

Las razones que pueden provocar esta lesión entre los golfistas son varias y la edad de aparición es variable, pudiendo ocurrir tanto en los que comienzan a jugar al golf como en los avanzados. En los primeros generalmente se debe a la postura incorrecta, en tanto que en los segundos a un uso excesivo de los músculos que permiten flexionar la  muñeca y los dedos. Otras razones que pueden provocar esta lesión son las siguientes:

  • Mala postura en los golpes.
  • Durante la fase de iniciación en la práctica del deporte, al realizar golpes repetidos en pistas duras de entrenamiento donde pueden hacerse hasta 100 golpes en 25 minutos.
  • Realizar los golpes en forma incorrecta, sin el movimiento armónico del tronco, el famoso swing que consiste en el balanceo del cuerpo y el palo de golf.
  • El sobreuso de la muñeca al realizar movimientos repetitivos para ejecutar los golpes.
  • Una caída en la que se colocan las manos en el suelo para evitar el impacto
  • El uso de un palo de golf inadecuado para la estatura y estilo de juego del jugador.
  • Otra de las razones que puede provocar la lesión es el desequilibrio en cuanto a potencia entre los músculos flexores y extensores de la muñeca

Además de a los golfistas, esta lesión también puede afectar a los beisbolistas y a los lanzadores de jabalina, ya que colocan el codo en una posición forzada; a los tenistas o los que practican el tiro al blanco con arco.

Sin embargo no es exclusiva de ellos ya que puede producirse en los practicantes de otros deportes y también durante el ejercicio de algunas actividades profesionales como las realizadas por los poceros profesionales y electricistas, ya que el golpe del martillo o el movimiento de la muñeca para atornillar también pueden provocarlo. La frecuencia entre estos profesionales es alta derivada de las exigencias de mantener posturas incomodas, movimientos repetitivos o vibración por el uso de alguna herramienta.

Ante un dolor de esta naturaleza generalmente se recurre a la aplicación de compresas frías en la zona afectado, a tomar algún antiinflamatorio o si es más severo podrán indicarle una infiltración o sesiones de fisioterapia o cirugía.

Pero no olvide que lo más indicado ante la aparición de dolor en el codo es acudir a un especialista, quien le dará las recomendaciones específicas para su caso.